header image

Nuestro Blog

Próximo evento

Sensibilización sobre la importancia de las abejas 2019

Como todos los años en Enero iniciamos el proyecto anual de sensibilización sobre la importancia de las abejas. 

Estas actividades pretenden  sensibilizar sobre la importancia que tienen las abejas y la apicultura en el mantenimiento de la biodiversidad de los ecosistemas terrestres.

Sensibilizar no consiste en admirar la belleza de su trabajo en la naturaleza, sino en despertar el deseo y la ilusión de que puedan convivir con nosotros, para que las futuras generaciones puedan disfrutar de su trabajo y compañía.  Sólo desde el conocimiento y el respeto podremos hacer que continúen con nosotros.

Para ello es importante saber tres cosas fundamentales que siempre que  tenemos oportunidad explicamos:

  • La polinización por las abejas, su importancia.
  • Que problemas tienen para su supervivencia.
  • Que podemos hacer.

Esto y otras cuestiones relacionadas con la apicultura y los productos de la colmena venimos enseñando en las charlas y conferencias donde somos requeridos, principalmente colegios, institutos, centros sociales, ferias y congresos.

De forma resumida:

La polinización por las abejas

El término polinización hace referencia al desplazamiento o trasiego del polen desde una flor que lo produce, a otra flor de su misma especie, en principio, que lo recibe. En cada ocasión en que una abeja recoge néctar de una flor o bien néctar y polen y se desplaza a otra para hacer lo mismo realiza uno de los actos más importantes y beneficiosos para las plantas pues colabora en la polinización de sus flores. Es importante resaltar que todo el cuerpo de la abeja se halla cubierto de pelos a los que el polen se adhiere transportándolo hasta otra planta, además en cada salida la abeja solo visita flores  de una sola especie con lo que se produce una simbiosis entre abeja y planta muy importante.

La polinización en las flores de las plantas equivale a la cópula entre las especies del reino animal, y si no se realiza o se hace de forma deficiente los frutos de esa planta tendrán defectos y serán menos.

La contribución que las abejas realizan se manifiesta como una interacción entre el reino vegetal y animal verdaderamente admirable, el vegetal procura el sustento de las abejas  y estas por el solo hecho de recogerlo ayudan a la planta a reproducirse, calculándose que un gran porcentaje de cultivos y también de vegetación silvestre esta directamente beneficiada, la supervivencia de numerosas especies de plantas depende en gran medida de la polinización de los insectos en general y de las abejas en particular.

Qué problemas tienen 

Los problemas que tienen las abejas melíferas en los últimos 30 años han crecido de forma alarmante. Casi todas las colonias en el medio silvestre han muerto y sin la atención de  los apicultores, las abejas podrían desaparecer.

Productos fitosanitarios empleados en la agricultura, contaminación ambiental y el traslado de patologías entre especies de abejas distintas ha provocando que enfermen y mueran por una complejidad de causas y factores que dificultan un diagnóstico preciso y un tratamiento efectivo.

Actualmente Varroosis es la enfermedad más grave que tienen las abejas melíferas, pues si no es tratada adecuadamente produce la muerte de la colonia de abejas en poco tiempo.

En España, se aplica el Plan Integral contra la Varroosis, que obliga a realizar como mínimo un tratamiento anual en el período que marque cada comunidad, con un medicamento veterinario autorizado y bajo la supervisión del veterinario de la explotación, siendo imposible la erradicación total del parasito,  hemos convertido a nuestra abeja melífera en un insecto fármaco-dependiente incapaz de sobrevivir sin la ayuda del apicultor, esto es  en si mismo  una enorme desgracia, cuyas consecuencias están lejos de imaginarse y mucho menos resolverse.

En los últimos años padecemos  “Nosema ceranae” un protozoo intestinal que provoca fuertes diarreas, incluso la muerte de colmenas enteras, también llego la temible avispa asiática, “Vespa velutina”, devoradora de abejas  y tenemos que estar alerta porque al menor descuido puede aparecer el pequeño escarabajo de la colmena “Aethina tumida” que ya se ha detectado en Italia y se sospecha en Francia, aquí posiblemente será  peligroso porque se aclimatara más fácilmente dado su origen africano.

Qué podemos hacer

Desde la Fundación Amigos de las Abejas proponemos 10 cosas que podemos hacer para proteger a nuestras abejas:

1 Saber más, para respetarlas más Interésate por el mundo de las abejas y su papel en la polinización. Visita un  aula apícola.  Asiste a nuestras charlas y conferencias.

2 Compra miel local.  La miel local esta producida por apicultores cercanos, si se encuentra sólida es una garantía de calidad, pues conserva al máximo las vitaminas y otras propiedades de la miel. Esto ayuda el apicultor a cubrir los costes de la apicultura. Podemos importar miel pero nunca podremos importar polinización.

3 Ayuda a proteger los enjambres de abejas. Enjambrar es un proceso natural cuando las colonias de abejas deciden reproducirse. Si aparece un enjambre, no lo molestes y ponte en contacto con Protección Civil para que lo recojan a través de un apicultor.

4 Hazte apicultor. La apicultura es una fascinante e interesante afición, podrás comer la miel de tus propias abejas. Cada año, las asociaciones apícolas y Ayuntamientos, imparten cursos de iniciación, después te pueden asesorar para poner tus primeras colmenas.

5 No contaminar el campo. No tirar objetos ni desperdicios en el campo, a más contaminación mayor degradación de los ecosistemas y menos abejas.

6 Escribe, llama la atención a nuestros representantes políticos. De ellos dependen las ayudas a los proyectos de investigación, cursos, subvenciones etc.  También puedes participar activamente en las múltiples campañas puestas en marcha para la prohibición del uso de plaguicidas tóxicos para las abejas. Etiquetado claro de la miel, etc.

7 Cuidado con el  fuego en el campo, especialmente en verano.  Pues acaban con la vida de ecosistemas enteros que después tardan décadas en recuperarse. Si percibes un conato de incendio intenta apagarlo, si es grande llama inmediatamente a los bomberos. No pienses “ya los habrán llamado”, a veces cuando alguien los llama ya es demasiado tarde.

8 Alentar a las autoridades locales para el uso de plantas melíferas en los espacios públicos. Los jardines y parques son espacios abiertos y administrados por las autoridades locales. Plantar árboles y plantas melíferas, además de prestar un valor ornamental de indudable valor, contribuyen a la alimentación de gran cantidad de insectos polinizadores, entre ellos las abejas.

9 Si eres agricultor o simplemente tienes árboles frutales en tu finca.  Selecciona y utiliza los productos fitosanitarios con sumo cuidado, la destrucción de los insectos polinizadores naturales comporta el riesgo de una disminución en la productividad futura.  Nunca utilices insecticidas cuando las flores estén abiertas, las abejas y otros insectos, se posan en las plantas florecidas y son envenenados por estos productos químicos.

10 Si tienes fincas rusticas permite que se pongan colmenas.  Se tienen dificultades para encontrar  espacios  para  colmenas en lugares cercanos a las ciudades. Si tienes una finca cerca de una ciudad y quieres que se instalen colmenas, ponte en contacto con una asociación local de apicultura.

Si quieres comprometerte activamente en su defensa ,

Colabora con la Fundación Amigos de las Abejas te necesitamos.


Patrocinadores  

Colaboradores

Obras Sociales y entidades financieras

Compartir
Acerca del autor
Luis Pérez
http://www.abejas.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *