header image
Próximo evento

DEFINICIÓN.

La Nosemosis es una enfermedad parasitaria producida por microsporidios del género Nosema, que se localiza y desarrolla en el interior de las células epiteliales del ventrículo, es decir, en el intestino medio de las abejas adultas. La abeja europea (Apis mellifera) es el hospedador natural de Nosema apis, mientras la abeja asiática (Apis cerana) lo es de Nosema ceranae.

DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA. IMPORTANCIA ECONÓMICA.

La parasitosis debida a N. apis se halla extendida por todo el mundo, habiendo algunos países (zonas tropicales y subtropicales) que su presencia es menor. N. cerenae ha sido diagnosticada en numerosos países europeos cuando se han incrementado las muertes de abejas de forma exponencial. En ambos casos provocan, en estado agudo, la muerte de las colonias de abejas y ello ocasiona pérdidas económicas muy importantes. Las reinas introducidas en colonias infestadas perecen la enfermedad, y en todos los casos la polinización no está asegurada.

ETIOLOGIA

Nosema apis, agente parasitario que produce la Nosemosis, parásito obligado, pertenece al grupo de los Protozoarios, clase Esporozoarios, orden Cnidosporidios, suborden Microsporidios y familia Nosematidae. Fue identificado por Zander en el año 1907. Los dos microsporidios que parasitan a las abejas melíferas. Nosema apis, Zander 1909, se ha detectado en Apis mellifera, en 1758; Nosema ceranae Fries y col. 1996, afecta, en origen a la abeja asiática (Apis cerana), siendo en A.mellifera, una de las causas relacionadas con la muerte masiva de abejas en los últimos años.
La forma vegetativa del parásito, de ambas especies, que presenta un protoplasma granuloso, sólo se encuentra en el interior del tracto intestinal de las abejas enfermas y para su desplazamiento utilizan un largo filamento.
La transmisión de la enfermedad se realiza por esporas ovales, refringentes, que son eliminadas en las heces. Las de Nosema apis miden 5-7 x 3- 4 µm que son más grandes que las de N. ceranae. Las esporas superviven en los excrementos diarreicos durante más de dos años; en el suelo de 44 a 71 días, y en la miel durante dos a cuatro meses.
Resiste el calor (60º C); en suspensión en agua o en miel 10 minutos, y a la desecación dos meses a temperatura ambiente. Son destruidas por los rayos solares en 15 a 32 horas, por el ácido fénico al cuatro por ciento en 10 minutos,
por vapores de ácido acético a 10º- 15º C en dos días y por los vapores de formol en 48 horas.

CICLO BIOLÓGICO

 

Las esporas son los elementos de conservación y de diseminación de la enfermedad. Las abejas adultas ingieren esporas en el momento de realización de las tareas de limpieza de la colmena (heces de abejas enfermas depositadas en cuadros, paredes de la colmena, piquera), por consumo de alimento contaminado o por el intercambio de alimentos (trofalaxia).
Las esporas llegan a la luz del ventrículo donde, debido a los jugos gástricos, germinan. El filamento polar de la espora se evagina y penetra en las células epiteliales que tapizan las paredes del ventrículo, y allí se reproduce dando lugar a la forma vegetativa, que después de estadios intermedios (planonte, meronte, esporoblasto), se transforma en espora joven primero y después en espora maduro infectante.
Las esporas germinan de forma espontánea en el mismo citoplasma de la célula parasitada. Este mecanismo sirve para propagar la parasitación de una manera rápida a través del epitelio ventricular.
Una vez que las células parasitadas están repletas de esporas maduras, pueden romperse liberando las esporas maduras a la luz intestinal. Estas esporas representan las formas de resistencia y difusión de la enfermedad fuera de la
abeja.
En el caso de N. ceranae no se ha detectado la presencia de esporas de germinación intracelular, lo que implica una menor capacidad de diseminación del parásito, apareciendo las células parasitadas aisladas, rodeadas de célula sanas
libres del parásito. En la abeja europea, parece que el parásito se multiplica igual que N. apis. Con la evacuación de excrementos cargados con esporas, por parte de las abejas enfermas, se cierra el ciclo.

PATOGENIA.

En la medida que las formas evolutivas del parásito utilizan el protoplasma de las células del epitelio intestinal para su nutrición, éstas no pueden asegurar su papel secretorio. La absorción de principios nutritivos se interrumpe y no digieren bien la miel y el polen, aunque consumen una cantidad de alimento hasta un 30 por ciento mayor. La nosemosis afecta al funcionamiento de las glándulas, en particular las hipofaríngeas (productoras de la jalea real) y las glándulas productoras de cera están menos desarrolladas, así como una atrofia de los ovarios de la reina, y un deterioro de la membrana peritrófica de las células de la ampolla rectal.
Se altera el metabolismo de las proteínas, que se traducen en un descenso en los niveles de proteínas en la hemolinfa. El contenido de aminoácidos de la hemolinfa disminuye, al igual que el contenido en nitrógeno del cuerpo graso en las abejas de invierno.

Destruye los elementos formes de la hemolinfa del insecto, lo que provoca una anemia pronunciada y un acortamiento de su vida productiva, por lo que es un proceso muy grave, que se ve incrementado por la asociación de otras patologías.
La vida media de las abejas se acorta alrededor de un 30 por ciento.

EPIZOOTIOLOGÍA

La Nosemosis afecta tanto a la reina como a las obreras y a los zánganos, influyendo de forma notable la edad, habiéndose demostrado que las abejas viejas son más sensibles a la enfermedad y las menos receptivas son las que tienen menos de 10 días de vida, por una renovación más rápida de las células epiteliales del intestino medio en el que se asienta el parásito.
En las abejas melíferas europeas, tanto la parasitación por N.apis como por N.ceranae progresan con rapidez en las células epiteliales del ventrículo, fundamentalmente en las abejas más adultas (pecoreadoras).
La presencia de esporos en el ventrículo del hospedador no siempre desarrolla la enfermedad, por existir un estado de equilibrio (forma crónica), y en ese momento la resistencia de la colonia frente a la enfermedad es más grande
que la multiplicación del parásito.
Si el equilibrio biológico se deteriora en detrimento de las abejas, entonces la fuerza de regeneración natural de la colonia no es suficiente para asegurar el reemplazo de obreras y el parásito causa una muerte prematura del  ospedador (forma aguda).
Existe una sensibilidad condicionada por la raza, que no reside en su capacidad de resistencia, sino en sus particularidades biológicas. Así, Apis ligustica, y Apis caucasica, que comienzan a criar de forma muy precoz pasado el
periodo de invernada, se ven más afectadas, pues las abejas viejas enfermas están en el interior de la colmena, al faltar la actividad de “pecoreo” debido a la ausencia de flora melífera. Temperaturas de 24-27ºC son óptimas para el desarrollo de N. apis. La cantidad y calidad de los alimentos influyen en el grado de receptividad, no así el pH del contenido intestinal, que es igual en abejas sanas y en abejas enfermas. La acción citolítica de la nosemosis aumenta cuando aparecen condiciones desfavorables, como las intervenciones frecuentes del apicultor, la
formación exagerada de enjambres, los asentamientos en zonas umbrías y húmedas y la utilización de colmenas y cuadros sin desinfectar. Además de los errores de manejo del apicultor, son las propias abejas las que extienden la
enfermedad por la deriva y el pillaje, además de haberse demostrado que diferentes artrópodos, como Galleria mellonella diseminan las esporas de la enfermedad. Puede decirse que la enfermedad se encuentra totalmente
desarrollada cuando existen de 30 a 50 millones de esporas en el intestino de una abeja.

 

SINTOMATOLOGÍA

La mayoría de las colonias parasitadas por Nosema no muestran signos clínicos de la enfermedad incluso cuando ésta sea suficiente para causar pérdidas importantes.
A veces se presenta una agitación anormal de la colonia durante el invierno y una falta de dinamismo en primavera, con la presencia de abejas arrastrándose por el suelo en los alrededores de las colmenas. El apicultor evidencia en la colonia afectada una neta despoblación, a pesar de tener la cría sana, lo que puede llevar consigo un enfriamiento del «pollo», al no estar cubierto de abejas. Las abejas infestadas viven solamente la mitad del tiempo que los individuos sanos, si bien la mortandad no es siempre reveladora de la gravedad de la enfermedad.
En la forma aguda, más frecuente durante la primavera, se presentan una serie de síntomas característicos; los individuos afectados presentan el abdomen globoso y distendido por la acumulación de excrementos, que ocasiona la
eliminación de deyecciones de color marrón claro verdoso y olor fétido, incluso dentro de la colmena.
Las abejas presentan un aspecto brillante, una debilidad general e imposibilidad de volar, a consecuencia de la compresión de los sacos aéreos abdominales. Se manifiestan temblores y parálisis por la debilidad. Es frecuente encontrar grupos de abejas moribundas o muertas en el suelo, delante de la colmena. El proceso degenerativo de los ovarios en las reinas motiva que haya múltiples sustituciones de reinas en una misma temporada, aunque esta situación, en los casos más agudos no llega a aparecer.
En las formas más graves, las colonias mueren rápidamente. Ahora bien, existe una forma latente no detectable clínicamente, que afecta de una forma más negativa a la población de invierno.
En el caso de la nosemosis debida a N. ceranae, hay algunas diferencias en la sintomatología de la enfermedad. Se observa, principalmente en invierno, una neta pérdida de abejas que en los casos más graves provoca el
despoblamiento de la colmena, sin presencia de abejas muertas en el suelo ni alrededores de la misma. La colmena en fase terminal aparece repleta de reservas de miel y polen, y un número pequeño de abejas rodeando a la reina, que en esta fase también está parasitada. En este periodo se produce una gran pérdida de abejas, disminuyendo notablemente la población, y aquellas que consiguen superar la invernada presentan un escaso desarrollo durante la primavera,
pudiendo morir en este momento.

DIAGNOSTICO

Clínico.- La nosemosis no presenta síntomas patognomónicos; tan sólo nos orientan parcialmente a establecer el diagnóstico y, por tanto, es necesario recurrir a un análisis laboratorial. Las manifestaciones de despoblamiento sin ningún otro síntoma asociado pueden ser orientativas.

Laboratorial.- Un examen macroscópico sobre el intestino que se presenta inflamado, con pérdida de circunvoluciones y color blanquecino, nos induce a sospechar la presencia de la enfermedad en estado grave.
Las alteraciones que se observan se centran exclusivamente en el epitelio del ventrículo, no estando afectada la ampolla rectal. En la abeja europea, las células ventriculares están repletas de formas parasitarias en desarrollo. En la
asiática, aparecen células parasitadas aisladas, rodeadas de epitelio sano.
Las glándulas hipofaríngeas, productoras de la jalea real, decrecen con la nosemosis hasta llegar a una verdadera degeneración, que en las reinas llega hasta los ovarios y hay una disminución en la oviposición.
Se produce disminución en los elementos formes de la hemolinfa (hemocitos), lo que provoca anemia.
La nosemosis se diagnostica de una forma cierta, visualizando esporas de Nosema en preparación microscópica. El método consiste en realizar un macerado de material sospechoso con agua destilada y teñirlo con azul de
metileno o el método del tricrómico modificado, específico para diferenciar microsporidios. La búsqueda de esporas también se puede realizar sobre excrementos recogidos en el interior de la colmena o sobre la plancha de vuelo.
Las esporas aparecen como corpúsculos ovoides, refringentes y brillantes. Las esporas de N. apis son ovales con polos más redondeados y más grandes que las de N. ceranae, que aparecen más alargadas y con los polos menos redondeados.
A pesar de que existen diferencias morfológicas entre las esporas de los dos tipos de Nosema, su identificación debe realizarse mediante diagnóstico molecular de zonas específicas del gen 16S SSUrRNA. Diferencial.- Las esporas de Nosema aparecen refringentes, con un contorno bien definido y sin diferenciarse su contenido interno, lo que permite no confundirlas con levaduras, que no son refringentes y se suele observar un contenido granuloso en su interior. Tampoco con las gotas de grasa que son de talla irregular, redondeadas y que no se colorean con las tinciones usuales,
aunque sí con el Sudán.
Hay que señalar que los quistes de Malpighamoeba mellificae (Amebosis) son circulares y con un diámetro un poco inferior al eje longitudinal de las esporas de Nosema.

PRONÓSTICO.

La Nosemosis es una enfermedad de gravedad variable, que se presenta a menudo como una parasitosis no grave. Muchas colonias soportan la enfermedad sin mostrar síntomas. Es la forma crónica.
En ciertas regiones y bajo ciertas condiciones, la Nosemosis aguda aparece de forma episódica. Sin embargo, el paso de forma crónica a forma aguda se produce rápidamente y las pérdidas invernales o primaverales son entonces importantes. El apicultor, si no actúa con prontitud puede perder gran parte de sus colonias.

TRATAMIENTO

Para el tratamiento curativo de la Nosemosis se ha utilizado durante años como molécula activa la fumagilina, descubierta en el año 1953 por Katznelson y Jamienson, en extracto del cultivo de Aspergillus flavus. Es una sal soluble con poder antibiótico, que actúa sobre la forma vegetativa de N.apis, aun cuando se halle parasitando las células del epitelio ventricular. Los resultados curativos de este producto han sido excelentes.
La ausencia de Límites Máximos de Residuos (LMR´s) para el control de varias de las enfermedades que padecen las abejas es la causa de que en la normativa actual de la Unión Europea, no se permita el uso de productos farmacológicos para el control de esta enfermedad.

PROFILAXIS.

La nosemosis como enfermedad factorial, su evolución depende, en gran medida, de influencias externas e internas, por lo que la aplicación de medidas profilácticas ayudan a su desarrollo y propagación.
Mantener una buena higiene en el colmenar, vigilando en particular las reservas alimenticias y controlar la fecundidad de la reina.
El apicultor debe de evitar las manipulaciones excesivas a principios de primavera, cuando las condiciones meteorológicas no son plenamente satisfactorias, eliminando las colonias muy débiles, renovando periódicamente los
cuadros y efectuando una desinfección sistemática del material.

 

Autor: Jesús llorente

El pasado sábado 4 de Junio, según lo programado  en el cartel de la visita, nos reunimos junto al polideportivo de Membrillera, las personas interesadas en realizar la visita al colmenar que la Fundación Amigos de las Abejas tiene en Membrillera (Guadalajara).

 

Por parte de la Fundación Amigos de las Abejas  acudimos Luis y Bernardo miembros y voluntarios de la misma, por la otra unas 25 personas  que venían  a aprender y conocer el mundo de las abejas.

Sobre las 10:10, con  poco  viento y  una temperatura cercana a los 24º,  partimos por una carretera pendiente de asfaltar que comunica con San Andres del Congosto,  recorriendo  unos 2Km para después tomar un camino agrícola que nos lleva al rio Bornoba donde dejamos nuestros coches bajo la sombra de una chopera, al frescor del rio que bajaba muy caudaloso para esta época del año debido a estar abierto el pantano de Alcorlo  para dar riego a los terrenos agrícolas,  anduvimos  por una pequeña senda unos 200 metros que nos separaban del colmenar.

Allí  a escasos metros del mismo dimos la primera lección sobre las abejas, explicamos su importancia para la polinización de las plantas,  sus componentes, las obreras, la reina, los zánganos, que misión tiene cada uno en la colmena, que es la apicultura, los principales productos que se obtienen, miel, el polen, la jalea real, cera, propóleos, veneno también llamado apitoxina.

Después, con una colmena sin abejas  mostramos como es su hogar, cuadros con cera en diferentes estados de construcción,  comentamos los problemas que tienen actualmente las abejas y que podemos hacer para facilitar que sigan con nosotros, respondiendo a continuación  a todas las preguntas de nuestros visitantes muy interesados en la vida de las abejas, su reproducción, las amenazas que se ciernen sobre ellas y sobre la apicultura y sus normativas vigentes.

Para realizar la visita y ver como son realmente las colmenas con abejas  nos ponemos los trajes, revisando  uno a uno a todos nuestros visitantes para comprobar si están correctamente y no dejar ningún resquicio donde puedan ser picados, mientras Bernardo prepara el ahumador  por si lo necesitamos y empezamos a mostrar cómo es realmente el mundo de las abejas.

En estos casos es fundamental no hacer movimientos bruscos, ruidos ni golpes, trabajamos como si lo hiciéramos en cámara lenta para no desatar la alarma entre nuestras abejas, fuimos abriendo colmenas y viendo su organización, panales con miel, polen,  cria cerrada, huevos,  larvas,  miles de abejas que se afanaban en trabajar, zánganos,  las reinas  con tantísimas abejas muy difícil localizarlas.

Las abejas al principio no se mostraron agresivas, el humo solo fue necesario para no aplastarlas entre los marcos y tapas, con el paso del tiempo fueron poniéndose más nerviosas y diciéndonos que las dejáramos en paz, cosa que hicimos después de estar más de una hora entre ellas, dando  por terminada la visita.

Finalizamos el acto obsequiando a nuestros visitantes con un tarrito de miel  de nuestros colmenares de polinización y un tríptico sobre las abejas, con la esperanza de que la visita les sirva para comprender la importancia que tienen y difundan entre amigos y familiares sus conocimientos porque solo entre todos podemos hacer que sigan con nosotros.

Después algunos familiares y amigos nos quedamos junto al rio al frescor de los arboles y la brisa de campo para disfrutar de un día para muchos inolvidable.

Fotos 1ª huevos de abeja obrera,  2ª cría operculada miel y polen, 3ª  reina entre abejas

Estas visitas están dedicadas a todos aquellos interesados en conocer como es el Mundo de las Abejas.

Se organizan principalmente para Patrocinadores, amigos de las abejas  y voluntarios, también están invitados todos aquellos que quieren saber más sobre las abejas y las actividades que realiza la Fundación para su protección.

También podemos realizar visitas para grupos ya organizados superiores a seis personas, en este caso se buscaran fechas de conveniencia. Las visitas suelen comenzar sobre la 10 de la mañana y durar unas 3 horas .

Los colmenares de polinización de la Fundación Amigos de las Abejas no buscan rentabilidad económica por los productos que puedan producir las abejas y permanece en el mismo lugar todo el año a diferencia de los colmenares trashumantes que al retirar las colmenas  dejan sin polinizar numerosas especies botánicas que florecen fuera de temporada, en otoño, incluso en invierno.

De esta forma se pretenden conseguir mejorar la productividad de la cubierta vegetal de los ecosistemas con deficiencias en polinización entomófila. Se espera que esta mejora repercuta en la producción de frutos y semillas de las plantas, las cuales contribuirán a la renovación de la cubierta vegetal y en la mejora de la alimentación de pequeños mamíferos y aves que a su vez son presas de otras especies, algunas de las cuales están protegidas.

Estos  colmenares están situados donde no hay colmenas ni fijas ni trashumantes en las cercanías, tampoco enjambres silvestres pues desde la llegada de la Varroa en la década de 1980 han ido paulatinamente desapareciendo. Suelen estar en alta montaña y son de difícil acceso.

Será una pequeña clase en medio de la Naturaleza, se explicara cómo es una colmena, su organización, como se reproducen las abejas, como almacenan sus reservas y se abrirán varias colmenas para que puedan apreciar cómo son por dentro, con sus componentes, obreras, zánganos y reina, panales de cría, panales con miel y polen, propóleos, etc.

Es imprescindible llevar agua, crema solar y calzado adecuado para el campo.(No llevar chanclas ni sandalias que dejen los pies al aire) Es aconsejable sombrero, gafas de sol, cámara fotográfica o vídeo, etc. Nosotros llevamos equipos de protección para adultos y niños que irán bajo la supervisión y responsabilidad de sus padres.

Todos los que quieran venir deben enviar un correo electrónico para que tengamos constancia, y para fijar el punto de partida y la hora. Las visitas pueden suspenderse por los siguientes motivos: cuando se apunten menos de seis personas o si los días señalados el tiempo previsto es lluvioso o con mucho viento, en cuyo caso se trasladaría al siguiente Sábado.

Fecha :
Sábado 4 de Junio iremos al colmenar Molino Caído en Membrillera. 

Este colmenar esta situado en el margen izquierdo cercano al  rio Bornoba,  un terreno de coluvión fluvial de arrastre del rio actualmente erial he improductivo con un acceso difícil para vehículos.

Fecha :
Sábado  9 de Julio  iremos al colmenar Monte Jocar  en Arbancon.

El colmenar del Monte de Jócar se encuentra en la vertiente Sur de la Sierra de Ayllón, en el contacto entre los materiales siliceos de la sierra, una orla de calizas que rodea a la misma y las tierras arcillosas de superficies llanas o rañas que preceden al Valle del Henares. Su climatología también es la propia de un terreno de transición entre la montaña y la llanura, poseyendo características de ambos; inviernos algo más fríos que en el llano y veranos algo más calurosos que en la sierra. El total de precipitaciones también es ligeramente superior al del Valle del Henares pero inferior al que se registra en la Sierra de Ayllón.

Un incendio forestal acaecido recientemente, destruyó en parte la mejor representación de sabinar albar del Monte de Jócar. La labor de polinización que ejercen las abejas de este colmenar sin duda que aumenta su valor como “restauradoras del monte” tras dicho incendio.

Queremos con ello, devolver la polinización en la zona, no sólo en época estival donde apicultores trashumantes llevan sus colmenas para un buen aprovechamiento de floraciones de alta montaña, sino cuando estos se van y las floraciones se quedan sin recursos de polinización

Para apuntarse a estas visitas enviar un correo a  , con vuestros datos, numero de personas y un tfno. Móvil de contacto que solo se utilizara en el caso de ser necesario durante la visita.

Luis Pérez Ventosa

Para crear conciencia sobre la importancia de las abejas, las Naciones Unidas declararon el 20 de mayo como Día Mundial de las Abejas en ese día celebramos nuestro compromiso con ellas y  te invitamos a ver  el documental «Mucho más que miel »  en el salón de actos de la delegación de la JCCM en Guadalajara situado  en la calle topete 1-3   a las 16:30, después de la proyección expertos en apicultura podrán responder a las preguntas y dudas de los asistentes al mismo.

Sinopsis

«Mucho más que miel» supone un magnífico vehículo para conocer el frágil mundo de las abejas, por el que debemos velar para evitar el alarmante proceso de desaparición de su población causado por el uso de agrotóxicos y otros actos abusivos de efectos letales. Si las abejas desaparecieran, el ser humano no tendría posibilidades de permanecer en este mundo. En «Mucho más que miel» contemplamos el complejo y exótico microcosmos que encierran las colmenas. Dentro de ellas descubrimos un universo fascinante que cumple un papel fundamental en el equilibrio ecológico del planeta.
 

 Mucho más que miel  es mucho más que un absorbente estudio animal, deslumbrante en su empleo de la macrofotografía. Con la habilidad de un detective, su director Markus Imhoof investiga las causas de la desaparición de las abejas y familiariza al espectador con su extremadamente compleja forma de vida. El director, que desciende de una familia de apicultores, viaja por todo el mundo, desde Europa hasta China, pasando por Australia, donde se reúne con su hija, quien junto a su marido realiza investigaciones sobre el sistema inmunológico de las abejas con la esperanza de desarrollar una nueva raza que tenga más opciones de sobrevivir.

En la Fundación Amigos de las Abejas  creemos que la sociedad necesita conocer su importancia y actuar pues la población de polinizadores en especial abejas, y mariposas ha disminuido de manera preocupante, debido principalmente a prácticas agrícolas intensivas, cambios en el uso de la tierra, plaguicidas, especies exóticas invasoras, enfermedades, plagas y al cambio climático.

La tasa de extinción de especies en el mundo se ha acelerado con el ser humano hasta ser unas mil veces mayor que la que se daba en los 60 millones de años anteriores a nuestra existencia. Según estudios publicados en la revista ‘Conservation Biology’.

Casi el 35 por ciento de los polinizadores invertebrados en particular las abejas y las mariposas, y alrededor del diecisiete por ciento de los polinizadores vertebrados como los murciélagos están en peligro de extinción a nivel mundial.

Los agricultores y los responsables de las políticas agrarias tienen un papel importante que desempeñar en la protección de nuestros polinizadores.

Desde la Fundación Amigos de las Abejas trabajamos para sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de proteger los insectos polinizadores y fomentar la apicultura como último reducto de la abeja Apis melífera.

Es necesario incrementar la colaboración, el intercambio de conocimientos entre organizaciones nacionales e internacionales, instituciones académicas y redes de investigación para gestionar, investigar y evaluar a los polinizadores y los servicios de polinización que prestan a todos los ecosistemas.

¿Qué podemos hacer?

Siempre hay cosas que nosotros podemos hacer a nivel individual proponemos 10 cosas :

1 Saber más para respetarlas mejor.     Sabiendo el trabajo que realizan las abejas en la polinización de los ecosistemas, ¡Crea conciencia sobre su situación, comparte esta información en tus círculos y redes sociales. El declive en el número de abejas nos afecta a todos!

2 Comprar miel local.  Ayuda a soportar los costes que tienen los apicultores. Sus abejas contribuirán al mantenimiento del ecosistema y la biodiversidad de nuestro entorno más cercano.

3 Proteger los enjambres de abejas.   Cuando se instalan en zonas urbanas, llamando al 112 o buscando un apicultor en la web de la Fundación. Tenemos un mapa donde puedes localizar el apicultor voluntario más cercano.

4 Hacerte apicultor.   Es un apasionante hobby que hace más dulce nuestra vida. Además tus abejas contribuirán al mantenimiento del ecosistema en tu localidad.

5 No abandonar en el campo objetos.   La contaminación ambiental está relacionada, cuanta más contaminación,  mayor degradación de los ecosistemas y menos abejas.

6 Preguntar a nuestros representantes políticos.      ¿Por qué hay cada vez menos abejas en nuestros ecosistemas? ¿Qué medidas están tomando para evitarlo?

7 Evitar hacer fuego en el campo (en verano está prohibido).   Los incendios pueden ser trágicos y terminan con ecosistemas que tardan décadas en recuperarse.

8 Alentar a las autoridades locales para el uso de plantas melíferas en los espacios públicos.   Poseen un gran valor ornamental y contribuyen a la alimentación de gran cantidad de insectos polinizadores, entre ellos las abejas.

9 Si eres agricultor o simplemente tienes árboles frutales en tu finca.   Selecciona y utiliza los productos fitosanitarios con sumo cuidado. No envenenes a las abejas fumigando los árboles en flor.

10  Si tienes fincas rusticas y quieres que se instalen colmenas.   Ponte  en contacto  con  una asociación de apicultores. En las cercanías de las ciudades son siempre necesarias.

Si eres agricultor puedes hacer mucho más:

  • Sembrar cultivos atractivos para las abejas alrededor del campo.
  • Reservar algunas zonas como hábitat natural.
  • Crear barreras vegetales.
  • Reducir o modificar el uso de pesticidas.
  • Respetar los lugares de anidación.

Los gobiernos y autoridades responsables agricultura y ganadería deben entre otras cosas:

  • Aplicar medidas estratégicas, incluidos incentivos económicos para promover el cambio a una agricultura que reduzca al mínimo el empleo de plaguicidas, utilizando y promoviendo prácticas sostenibles.
  • Fomentar la participación, el intercambio de conocimientos entre investigadores y apicultores, cursos de actualización de conocimientos apícolas y el empoderamiento de las comunidades locales.

Fundación Amigos de las Abejas

Hoy en agradecimiento al interés , dedicación y trabajo mostrado por  los alumnos ganadores del concurso nacional de villancicos 2021,   les hemos llevado un pequeño obsequio y  aprovechando el evento,  en mutuo acuerdo con sus profesores hemos ofrecido dos charlas de sensibilización,  alumnos de 3º y 4º primaria  antes del recreo y  alumnos de  5º  después del mismo.

Durante un tiempo, los alumnos han cambiado las asignaturas habituales de sus cursos, por el pequeño y apasionante mundo de las abejas, que pretende ser también un complemento didáctico a sus asignaturas de Ciencias Naturales.

Las sesiones tienen como objetivo mostrar la importancia de las abejas para la biodiversidad de los ecosistemas, con la explicación y ayuda de más de 50 diapositivas y materiales utilizados en la actividad apícola.

El temario de la sesión fue el siguiente:

– La Biología de las Abejas: qué tipo de insectos son y cómo se reproducen, por qué pican las abejas.

– La Apicultura: qué es esta actividad, un poco de historia y qué productos se obtienen de las abejas.

– Las Abejas y los Ecosistemas: sobre la biodiversidad y la polinización, su importancia en los ecosistemas.

– Las Abejas y Nosotros: problemas que tienen las abejas, especies invasoras y qué podemos hacer nosotros por las abejas.

Tras cerca de dos horas de actividades didácticas sobre el mundo de las abejas donde los jóvenes han mostrado un extraordinario interés en la exposición de los temas tratados, fueron obsequiados con un tarrito de miel procedente de los colmenares de polinización de la Fundación.

Esta iniciativa la realiza todos los años la Fundación Amigos de las Abejas, con la ayuda altruista de sus voluntarios, dentro de un proyecto de sensibilización que pretende movilizar conciencias para defender entre todos a nuestras queridas abejas.

Por parte de la Fundación han participado D. Luis Pérez,  Dª A.  S.  y nuestro colaborador en Cuenca,  D. Jesus Caballero

Organizado por el Colegio Margarita Xirgu de Mostoles  y por nuestro Presidente D. Jesus Llorente .

El pasado dia 23 de Febrero,  la Fundación Amigos de las Abejas ha impartido unas charlas sobre el tema: «Abejas y apicultura, un mundo a descubrir» a grupos de alumnos de 6 a 9 años en el Colegio Margarita Xirgu de Mostoles.

Los alumnos han conocido las principales bases en las que se asienta la apicultura: tipos de colmenas, componentes de la colonia de abejas, sus ciclos biologicos, los productos obtenidos y el compromiso de todos para su mantenimiento para una mejor conservación del medio ambiente y de la biodiversidad.  Al terminar, les repartimos un botecito de miel, deseándoles un feliz y dulce día.

Desde la Fundación Amigos de las Abejas animamos a todos nuestros  colaboradores y voluntarios a seguir trabajando en la sensibilización sobre la importancia que tienen las abejas, en la polinización de las plantas y su trascendencia sobre la biodiversidad de los ecosistemas terrestres. La apicultura es el último reducto de supervivencia que tienen las abejas melíferas, la colaboración de todos es fundamental para que sigan con nosotros.

‘TRÁTAME BIEN’

El colegio Ciudad Encantada de Cuenca gana el concurso nacional de villancicos para frenar la desaparición de las abejas

  • Los otros premiados son el colegio San Sebastián de La Puebla del Río, Eloy Coloma de Xixona, el Colegio de Educación Especial Eloy Camino de Albacete y la Escuela Infantil Mimos de Orihuela.
  • Cerca de 200 colegios de toda España han participado en esta iniciativa impulsada por Turrones Picó y la Fundación Amigos de las Abejas que pretende sensibilizar sobre la importancia de las abejas para el entorno y su papel esencial en la alimentación.

Jijona, 20 de diciembre de 2021

.- El colegio Ciudad Encantada de Cuenca ha logrado el primer premio del concurso nacional de villancicos para frenar la desaparición de las abejas.

 

Junto a este premio, dotado con 2.000 euros, también se han entregado cuatro premios de 1.000 euros cada uno para los colegios San Sebastián de La Puebla del Río (Sevilla), Eloy Coloma de Xixona, el Colegio de Educación Especial Eloy Camino de Albacete y la escuela infantil Mimos de Orihuela. Además, el jurado también ha decidido otorgar una mención especial a la escuela infantil Delphos de Madrid.

Colegio San Sebastián de La Puebla del Río, Sevilla

Eloy Coloma de Xixona

Colegio de Educación Especial Eloy Camino de Albacete

Escuela Infantil Mimos de Orihuela

 

 

 

 

 

 

En el concurso, organizado por Turrones Picó y la Fundación Amigos de las Abejas, han participado cerca de 200 colegios de infantil, hasta cuarto de primaria y de centros de educación especial de toda España. Bajo el título ‘Trátame bien’, los escolares han interpretado en un vídeo la letra de este villancico creado para la ocasión en la que se pone de manifiesto que las abejas son las encargadas de mantener en equilibrio los ecosistemas, su papel esencial en la producción de alimentos y que son fundamentales para garantizar el futuro del planeta.

El jurado, compuesto por el equipo de OEO, autores de la canción, la patrona de la Fundación Amigos de las Abejas, Eva Miquel, los responsables de Turrones Picó, Ana Picó y María Jesús Palomés, y representantes de la agencia valenciana Siberia, han valorado la  creatividad de las propuestas así como la implicación del colegio, la ilusión con la que han participado, la interpretación del villancico y  el trabajo realizado en el atrezzo y en la postproducción.

Mención especial a la escuela infantil Delphos de Madrid.

De esta forma, hemos podido ver a niños disfrazados de abejas, vestidos de apicultores, obteniendo el polen de las flores, con la miel y las almendras para elaborar el turrón, cuidando el planeta, correteando por el bosque, con espectaculares coreografías, música en directo, hoteles de abejas o con escenarios creados para la ocasión; entre otros.

Los colegios ganadores tendrán que invertir el premio en necesidades del propio centro y todos los protagonistas de los vídeos ganadores recibirán un pack de productos navideños de Turrones Picó.

Un concurso que deja huella

Este concurso de villancicos se ha organizado con el objetivo de sensibilizar a la comunidad escolar sobre la importancia que tienen las abejas, considerado por el Earthwatch Institute de Londres como el ser vivo más importante del planeta. De hecho, las abejas polinizan 71 de las 100 especies de cultivos que proporcionan el 90% de los alimentos del mundo, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

De todos ellos, las abejas son fundamentales para la miel y las almendras, ingredientes principales del turrón tal y como precisa la directora de calidad de Turrones Picó, Ana Picó.

Ana Picó también ha querido agradecer la implicación de toda la comunidad escolar en este concurso. “Hemos recibido trabajos magníficos que demuestran la ilusión con la que han trabajado, el enorme interés que les ha despertado este concurso y el bonito mensaje que traslada este villancico”.

“Hemos sembrado algo muy bonito y estamos encantados con la gran repercusión y aceptación que ha tenido esta iniciativa” apunta Ana Picó quien ha querido “felicitar a todos los participantes porque todos son ganadores”.

Por su parte, la patrona de la Fundación Amigos de las Abejas, Eva Miquel, ha resaltado la originalidad, creatividad y la numerosa participación que ha tenido este concurso cuya iniciativa “es muy positiva, supone una educación en la naturaleza y ese aprendizaje va a dejarles una huella para siempre”.

Un villancico viral

Este concurso nacional de villancicos forma parte de la campaña ‘Trátame bien’ que está protagonizada por un vídeo en el que unos niños y niñas interpretan el villancico durante su función escolar y que se ha hecho viral en cuestión de días.

El villancico supera con creces el millón de reproducciones, tiene un alcance de más de un millón y medio de personas, se ha compartido unas tres mil veces y hasta los cantantes Soraya, Rosa López, Rayden, David Rees y Sole Giménez han publicado stories en sus perfiles haciendo alusión a esta iniciativa.

¡Gracias a todos por vuestra implicación!

 

El Centro San José de Calasanz, de Villarejo de Fuentes, organizó para el alumnado una sesión sobre los oficios locales.

Durante la semana medieval, recibieron  la visita de nuestro patrón y vocal Sergio Tadeo, apicultor profesional, quien ofreció una charla didáctica adaptada a cada franja de edad, donde enseñó y sensibilizó sobre la polinización, el concepto de trabajo en equipo, de comunidad y de responsabilidad de una misión encomendada, etc.

Os compartimos fotos de la sesión:


Si eres un centro y te interesaría que diéramos una charla sobre abejas o apicultura, contáctanos sin compromiso en: https://abejas.org/contacto/

Factores como el abuso de pesticidas, la deforestación o la falta de flores, han puesto en  peligro al ser vivo más importante del planeta. Al  punto de que, recientemente, se anunciaba el 90% de su desaparición y el grave riesgo de extinción de un insecto del  que dependen 7 de cada 10  alimentos que consumimos.

Por ello, con el objetivo de  contribuir a educar a los más pequeños en la importancia de  proteger a este insecto, Turrones Picó y la Fundación  Amigos de las Abejas invitan a todos los centros educativos  del país a participar en este  concurso. Inscribe al tuyo y  envía tus videos  protagonizados por niños y  niñas de hasta 4º curso de educación primaria,  representando el villancico que recibirás por mail una vez hecha la inscripción.

El jurado valorará la simpatía, originalidad y diversión en la coreografía, así como el vestuario o attrezzo utilizado. En total se repartirán 6.000 euros en premios de los que 2.000 euros serán para el colegio ganador y cuatro premios de 1.000 euros que se tendrán que invertir en necesidades del propio centro.

Rellena el formulario, inscribe a tu centro educativo y envía tus vídeos antes del 15 de diciembre del 2021. ¡Mucha suerte!


Spot Turrones Picó 2021

Comunicados en EuropaPres:

Este mes de noviembre, el patronato de la Fundación Amigos de las Abejas ha celebrado su primera reunión presencial tras la pandemia, con la alegría de poder reencontrarnos todos juntos.

En esta sesión, se han compartido las experiencias en torno de las abejas y la apicultura vividas estos meses, y se han definido las nuevas acciones en las que focalizar el próximo 2022, todo en torno a nuestros objetivos comunes, que son:

  • Defensa de la abeja “Apis mellifera”
  • Protección de los polinizadores y otras especies de abejas
  • Fomentar la apicultura como último reducto de las abejas melíferas
  • Contribuir con las abejas a la recuperación de ecosistemas degradados
  • Fomentar manifestaciones culturales y artísticas relacionadas con las abejas o la apicultura
  • Promover la difusión del conocimiento sobre las abejas y la apicultura, mediante acciones de investigación, divulgación y educación, que contribuyan a su protección y conservación.

Muchas gracias a cada integrante por su implicación y amor por las abejas y su protección. Recordamos que todos los integrantes del Patronato, tanto dirección como vocales, y el Comité Ejecutivo, desarrollan su actividad de manera altruista sin remuneración dineraria.

Agradecemos al Mini-Zoo de Guadalajara el cedernos el espacio de reunión.